AT 2010

Testimonios de alumnos del año 2010

Karina Hormigo

“Mi experiencia en la biblioteca del Instituto Félix Bernasconi fue muy enriquecedora.
En primer lugar porque, como futura profesional, pude incursionar en varias tareas relacionadas con la carrera en forma práctica y concreta.
Al estar trabajando en forma paralela con el Complejo Museológico comprobé que nuestra profesión se interrelaciona y complementa perfectamente con otras especialidades.

En segundo lugar, por la calidad y la generosidad de los profesionales que tuve la oportunidad de conocer, ya que gracias a su buena predisposición me dieron la oportunidad de poner en práctica mis conocimientos, incorporar nuevos, aportar algunas ideas y sobre todo aprender a trabajar en equipo.
Para mi fue una satisfacción enorme haber sido parte, aunque sea por unos meses, de la labor realizada tanto en el Museo como en la biblioteca del Instituto, ya que ambas instituciones poseen valiosos conocimientos y documentación relacionados con nuestra historia y sobre todo, con nuestra educación.
Para finalizar, quiero agradecer especialmente a las autoridades del IFTS 13  que me dieron la posibilidad de disfrutar de esta experiencia y aprender un poco más de esta hermosa carrera”.

Laura Álvarez
“Fue una experiencia gratificante, ya que tuve oportunidad de aplicar conocimientos aprendidos a lo largo de la carrera; pero lo más importante es que pude adquirir otros nuevos que sólo se aprenden en la práctica laboral del día a día.

Creo que la pasantía fue una herramienta importante en mi experiencia como estudiante.”

Anabella Zagaglia
“Haber trabajado en la Biblioteca del Docente fue una experiencia muy buena. Me permitió llevar a la práctica los conocimientos adquiridos durante la carrera y de esta manera ampliarlos y reforzarlos logrando así un mejor desempeño que sólo la práctica puede ofrecer.

Además, la oportunidad de realizar las prácticas fue muy importante ya que me brindó una primera experiencia de trabajo en una biblioteca, permitiéndome conocer de forma directa cómo es su funcionamiento y las diversas tareas que se llevan a cabo diariamente. Fue un período de aprendizaje fructífero.

Algunas tareas específicas que desempeñamos: catalogación y clasificación, indización, inventariado y sellado de materiales, también participamos de algunas visitas guiadas que la biblioteca brinda a los alumnos de colegios primarios, entre otras actividades.

El personal de la biblioteca en un primer momento nos guió dándonos instrucciones de cómo debíamos realizar cada una de las tareas que nos asignaban, siempre dentro de un clima de trabajo cordial, considerándonos como parte integrante del grupo. Ante cualquier inquietud que tuviéramos estaban dispuestos a darnos respuestas.
A medida que el tiempo iba transcurriendo fuimos adquiriendo cierta autonomía en relación a las tareas lo cual nos permitió sentirnos cada vez más seguros en el desempeño de las actividades.”

Adriana Rodríguez
“La experiencia laboral fue en el Museo de las Escuelas y resultó ser una experiencia formativa en varios aspectos. En primer lugar me enfrentó con mis conocimientos teóricos y su puesta en práctica, marcando mis fortalezas y debilidades en las diferentes áreas de la bibliotecología, desde donde poder profundizar sobre aquellos aspectos endebles, que hacen a la formación integral del bibliotecario.

Por otro lado me permitió vislumbrar en cuál de las áreas de trabajo me puedo sentir más identificada, de acuerdo a mis características personales, experiencias y conocimientos previos. Además de entender la significación que adquiere el estar formados en la temática de la biblioteca especializada para optimizar el trabajo.

Me marcó también la necesidad de dominar los recursos tecnológicos y la actualización constante, para poder resolver problemas cotidianos eficientemente.

Tuve la posibilidad de tomar la pasantía terminando la carrera y fue un aprendizaje, pero estimo que realizarla a partir de segundo año puede brindar mayores beneficios y herramientas para nuestra formación permitiendo afianzar conocimientos desde la práctica y  la realidad del trabajo cotidiano en la biblioteca”.

Stella Maris Tassara
“Mi experiencia en el Programa Aprender Trabajando fue increíble, no tenía experiencia en el trabajo diario de una biblioteca, todo lo que sabía era de “libro”. La pasantía me ayudó a tomar conciencia de lo que aprendí en el instituto.

Durante tres meses concurrí a la biblioteca del Museo de las Escuelas, allí con mi compañera, organizamos la biblioteca de cero, es decir, la biblioteca era unas cuantas cajas llenas de documentos. Realizamos desde el manual de procedimientos hasta aconsejar a la curadora que materiales comprar para preservar el fondo antiguo.
En lo personal me ayudó a crecer y a sentir seguridad de que lo aprendido se aplica en algún momento”.

Anuncios